El camino lo hago andando.

Anteriormente, hemos reconocido nuestras habilidades desde todos lo enfoques posibles.

Comprendido que la mejor forma de aprender sobre algo, depende de la ilusión y ganas que tengamos, de lo necesario o pasional que sea  y de nuestra disposición para priorizar actividades así como desarrollar un plan que nos lleve a comenzar.

El camino se hace andando y con esto aprendemos que no habrá mejor momento que éste para comenzar, no estaremos preparados porque llegué el momento que aún no ha llegado, no seremos expertos en algo por tener cierta edad o por esperar la oportunidad adecuada, la oportunidad es ahora.

Simplemente hemos de hacer lo que nos gusta, la actividad de la cual querríamos aprender más, la que, cuando la realizamos, parece que el tiempo vuela y nos sentimos inmersos en ella sin darnos cuenta. De este modo, es como llegamos a aprender y desarrollar habilidades y hábitos que irán poco a poco formando nuestro futuro.

Hemos dibujado una línea y marcado en un extremo la línea de partida, en cuanto al objetivo marcado y en el otro extremo el  punto al  que queremos llegar y en medio iremos marcando líneas que representarán los pasos a seguir, como si de una investigación policial se tratara.

Hemos hecho incapie,  en que no hace falta saber con seguridad todos los paso, con saber el primero y empezar es suficiente, los demás vendrán e iremos flexibilizando.

Esta técnica se denomina POPS y significa prueba, operación, prueba ….tantas veces como haga falta hasta la salida,  que nos dirá que lo hemos conseguido.

Si en el camino algo no sale como esperábamos, ya sabemos que  no es un fracaso, es la certeza de que eso no sirve y hemos de buscar otra manera.